Después de una primera mitad sólida, los Cowboys no pudieron superar su juego descuidado en los últimos dos cuartos con una derrota de 40-34 en tiempo extra ante los Jaguars.