El pateador Bryan Anger acordó un contrato de tres años con los Cowboys. Anger disfrutó de una de las mejores temporadas como pateador de despeje en la historia de la franquicia.