La tabla de profundidad de receptores abiertos de los Cowboys no presenta muchos problemas urgentes. Pero aún así, hay varias decisiones que ellos podrían tomar estas próximas semanas en vista al futuro.