Los Cowboys están listos para comenzar entrenamientos formales en Oxnard, California, después de su mejor receso de temporada de la era McCarthy y con pocas batallas por titularidad.