“Lo creeré cuando lo vea”. Es una declaración común que se escucha en torno al proceso del NFL Draft cuando surge la discusión sobre un profundo de primera ronda.