Los Cowboys aseguraron de que no se les escapara otro ala defensiva al firmar un contrato de dos años con el veterano Dorance Armstrong.