Los Cowboys necesitaban una chispa en la posición de profundo y Donovan Wilson cumplió, emergiendo como el jugador más productivo en la secundaria la temporada pasada.