El principal esquinero de los Cowboys nada da por asegurado a pesar de su temporada All-Pro y sabe que aún tiene que aprender, mejorar y consolidarse en la NFL.