Los Cowboys necesitan más de su secundaria y el esquinero de segundo año acepta el reto para tratar de convertirse en uno de los líderes de la defensiva porque la novatada quedó atrás