Los jugadores de los Cowboys mantienen al profundo de los Bills, Damar Hamlin, en sus pensamientos y oraciones, al mismo tiempo que intentan prepararse mentalmente para el próximo juego.