Los Cowboys esperan que su quarterback Dak Prescott vea acción hasta el primer juego de la temporada regular, mientras sigue su recuperación gradual de la molestia en hombro derecho