Después de dejar caer el balón en dos jugadas clave en el primer partido, Dalton Schultz tuvo un desempeño impresionante y emergió como un titular viable el resto de la temporada.