Los Cowboys regresaron a la práctica el viernes y un espectador notable se detuvo por unos minutos: Dak Prescott mientras continúa su rehabilitación de una cirugía de tobillo.