Si por él fuese, Dak Prescott dice que estaría jugando el domingo por la noche. Pero hay otros factores que los Cowboys y su mariscal de campo deben tener en cuenta antes de decidir su estatus para el juego contra los Vikings.