Dak Prescott lo resumió de manera sucinta luego de un final de postemporada devastador.