Después de perderse cinco juegos por una lesión en el pulgar derecho, Dak Prescott recibió autorización para practicar, lo que lo acerca un paso más a jugar el domingo contra Detroit.