Dak Prescott ha visto muchos cambios desde que se unió a los Cowboys en 2016, pero los cambios más recientes realmente le sirven como un recordatorio de que el tiempo no espera a ningún hombre en la NFL.