Como saben, ser el Equipo de América viene con amor, al igual que con odio.