Después de semanas de especulaciones sobre el futuro a largo plazo de Lawrence, los Cowboys confirmaron un nuevo contrato de tres años para su ala defensiva de Pro Bowl, manteniéndolo en su lugar para 2022 y más allá.