Con las lesiones en la línea ofensiva que siguen aumentando, el equipo invitó al guardia veterano Ron Leary a una prueba.