Los Cowboys perdieron a un ala defensiva clave en la agencia libre, pero aún tienen a DeMarcus Lawrence, que está buscando regresar al estatus de Pro Bowl. La pregunta ahora es ¿quién jugará en su lado opuesto?