Los Cowboys reconocieron que este domingo fueron derrotados en todos aspectos del juego por los Broncos en su AT&T Stadium, en un regreso poco memorable de Dak Prescott y con una defensa sin energía.