Los Cowboys concluyeron el NFL Draft con la selección de un receptor abierto en la séptima ronda, dándole la oportunidad a un talento proveniente de la SEC.