Los Cowboys se recuperaron para tomar la delantera en el último cuarto de su enfrentamiento de Nochebuena en Miami, solo para terminar perdiendo el juego con un gol de campo de último segundo, 22-20.