Los Cowboys redujeron la lista a 52 jugadores después de cortar a Basham, posiblemente creando espacio para Takk McKinley.