Los Cowboys liberaron a Kai Forbath, lo que convierte a Greg Zuerlein en el único pateador en el campamento de entrenamiento.