El ex destacado de la Universidad de Texas, Malik Jefferson, regresa a casa para jugar con los Cowboys, su sexto equipo de la NFL en cinco años.