Los Cowboys agregaron algo de profundidad en la posición de ala cerrada tras firmar al veterano Jeremy Sprinkle, quien pasó toda su carrera en Washington.