Los Cowboys tienen grandes decisiones por delante en la posición de receptor abierto, pero el estatus de Noah Brown ya no es un signo de interrogación.