El tema del draft de los Cowboys ha sido “valor” con un tono carmesí. Seleccionaron un esquinero de Alabama y luego un tackle defensivo de OU: dos jugadores que ellos no esperaban que caerían en sus manos.