Los Dallas Cowboys dominaron con una gran victoria de 38-3 sobre los New England Patriots en su campo local. Fue un dominio de principio a fin.