Hace un año, los Cowboys lucharon por encontrar profundidad en la posición de esquinero, pero hicieron un gran intento por arreglar eso en 2023, con la incorporación de Stephon Gilmore.