El propietario y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, dijo que vendrían cambios de personal. Poco más de 24 horas después, el equipo se ha separado de tres veteranos defensivos.