No, esta no es una etiqueta de franquicia en el sentido tradicional. El acuerdo de Prescott por cuatro años y $164 millones aún está vigente.