Los Cowboys colocaron su etiqueta de franquicia sobre el ala cerrada Dalton Schultz, asegurándolo bajo un contrato de un año para evitar que llegue a la agencia libre la próxima semana.