Los Cowboys sufrieron para cerrar un partido en el que Dak Prescott mostró que está de regreso por completo y que su renovada defensiva ha mejorado, crea entregas de balón, pero fue incapaz de cerrar el partido contra el campeón.