Un nuevo Acuerdo de Negociación Colectiva podría crear algunos problemas para los Cowboys, especialmente en las negociaciones con Dak Prescott y Amari Cooper.