Ya con un gran contrato asegurado, Dak Prescott y los Cowboys tienen un plan en mente sobre cómo pueden limitar el riesgo de lesiones cuando corre con el balón.