Los Cowboys ganaron en los últimos segundos gracias a que se repusieron de errores defensivos, falta de titulares, con una ofensiva que corrió casi 200 yardas y porque jugaron con confianza, dijeron los jugadores.