Las expectativas de que el guardia derecho titular juegue con sus Cowboys ante los Buccaneers son poco menos que imposibles; la buena noticia es que todos los demás jugadores activos entrenaron sin limitaciones.