El apoyador recién contratado Anthony Barr tiene una conexión con el ex asistente de los Vikings, George Edwards. Pero la razón por la que firmó con los Cowboys se redujo al éxito potencial del equipo.