Los Cowboys tienen hasta el 8 de marzo para decidir si dan la etiqueta de Jugador Franquicia al ala cerrada que ha superado las anteriores dos temporadas cualquier expectativa o hasta el 16 de marzo para evitar que se convierta en agente libre.