Los Cowboys albergarán una gran fiesta para que los aficionados vean el primer partido de temporada, contra los Buccaneers, desde el AT&T Stadium