Aaron Rodgers sufrió una lesión en el tendón de Aquiles que puso fin a su temporada y que amenaza su futuro en la NFL. Ahora, el plan de juego defensivo en Dallas se enfoca en Zach Wilson para su enfrentamiento de la Semana 2.