A pesar de un pequeño error previo al juego que provocó que Micah Parsons vomitara, el apresurador All-Pro logró 2.5 capturas.