Después de una fea derrota ante los Cardinals, los Cowboys tendrán que recuperarse y hacer ajustes de cara a la cuarta semana.